Comunidad de Propietarios

todos todos

Muchos imprevistos pueden darse en las zonas comunitarias de una comunidad.

Para cubrirlos existen seguros para comunidades que, a pesar de no ser siempre obligatorios (dependiendo de la comunidad autónoma), sí son muy recomendables.

En su modalidad básica, cubren los daños causados en el inmueble por incendio y los que se pudieran causar a terceras personas o incluso a otras fincas.

Si se amplía, dicho seguro pueden cubrirse también los daños producidos por el agua o la rotura de cristales, además de los costes jurídicos, robos e incluso los gastos derivados del desalojo del edifico.

Cualquier incidente que ocurra en la comunidad, puede estar asegurado, tanto los daños a bienes comunitarios, a bienes privados, como los que pueda sufrir el propio edificio.

recomendaciones